jose carlos lupion estacEl pasado día 5 de noviembre de 2014, ojeando los artículos de opinión de la prensa provincial, encontré un artículo de doña Teresa González Maldonado, concejal socialista, en la oposición en el Ayuntamiento de Berja, consistorio del que yo también formo parte como Concejal del equipo de gobierno municipal del Partido Popular. Vaya por delante que me he pensado dos veces si contestar o no, puesto que entiendo que los artículos de opinión son eso, opiniones libres y personales, pero en este caso creo que, por principios y por lealtad a los votantes del PP de Berja, debo contestar para aclararle a la señora González los errores de su texto.

En el reseñado artículo, la Sra. Maldonado señala que es incoherente nuestra actitud, por haber puesto de manifiesto públicamente nuestra más enérgica oposición a la retirada de la reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, planteada por el ex ministro don Alberto Ruiz Gallardón, e indica que lo correcto hubiera sido manifestar nuestra oposición y dimitir, como han hecho dos concejales en el Ayuntamiento de La Solana (Ciudad Real); igualmente se permite la licencia de señalar que hemos alzado la voz en este asunto, en un intento -cito literalmente- “por retener el voto ultraconservador que apoya a su partido a las próximas elecciones locales”.

En su argumentario, y con la ceguera que suele acompañar a estos falsos progres, carentes de principios y de moral, la Concejal del PSOE trata por igual cuestiones como la reforma laboral; el Iva; el rescate bancario o la amnistía fiscal; así como el fracaso personal y colectivo que supone un aborto.

Pero vayamos por partes, señores socialistas de Berja:
Para que no se confunda nadie, las personas que hoy tenemos algún tipo de responsabilidad en el Partido Popular de Berja, entendemos, y así lo hemos manifestado, que la decisión del Gobierno de España de no reformar la actual ley Aido/Zapatero, que convierte el aborto en un derecho; que no contempla ni una sola alternativa para esas madres que están pensando abortar; que deja desamparadas a las embarazadas; que convierte en algo irrelevante al no nacido; que permite la libre eliminación de éste -financiada para más inri por el Estado-, es un error gravísimo, además un fracaso de nuestra sociedad en su conjunto.

Dicho esto, yo les pregunto, señores del Psoe, ¿les sorprende que en una organización existan distintas opiniones? ¿Creen que por manifestar nuestra opinión no estamos legitimados para pertenecer al PP? Sé que se lo he dicho ya muchas veces, pero ¿alguna vez van ustedes a anteponer los intereses de Berja a los de su partido?

Claro está, si se conoce el modus operandi de su partido, es fácil comprender su actitud y su sometimiento al “pensamiento único” que su formación es tan dada a imponer. “El que se mueve no sale en la foto”, y por eso a ustedes les resulta incomprensible que nosotros podamos exponer con libertad nuestro parecer, aunque sea contrario a la línea que en un determinado momento han elegido seguir los dirigentes de nuestro partido. A ninguno de nosotros nos mueve el intento de escalar puestos políticos, y ello nos da esa absoluta libertad que sólo disfrutan quienes sirven en sus cargos buscando únicamente el servicio a su pueblo y a sus paisanos. En nosotros predominan las ideas y no los intereses.

El Partido Popular es el partido que vertebra España, el que garantiza por ley los derechos sociales, las pensiones, las prestaciones por desempleo, la sanidad, la cultura y la igualdad de oportunidades.

El único partido político que ha puesto en dificultad real las pensiones y los derechos sociales ha sido el Psoe de Felipe González Márquez y el Psoe del Sr. Rodríguez Zapatero. Caso aparte merece el Gobierno de la Junta de Andalucía, que mantiene a nuestra región como la primera a nivel nacional y Europeo en paro y en desigualdad social.

Señores socialistas de Berja, hay momentos en que los ciudadanos van por delante de los políticos, y este es uno de ellos. Los vecinos se mueven y a los políticos de partido les cuesta reaccionar, y eso es lo que les ocurre a ustedes, sino cómo es posible que permitan y callen ante situaciones como estas:
• ¿Es normal que la Junta de Andalucía le deba a los vecinos de Berja más de 2.500.000 Euros, y ustedes estén callados?
• ¿Les parece normal que un colegio como es el Andrés Manjón, en el que estudian más de cien niños, lleve dos cursos en obras sin terminar, y que ni ustedes ni la señora Arévalo digan nada?
• ¿Es de buen político callar y callar ante la injusticia que supone que las poquísimas inversiones de la Junta de Andalucía en Berja se eternicen y permanezcan paradas durante años? Sírvanos de ejemplo la variante Suroeste en su trazado desde San Roque hasta Benejí, o el asfaltado desde la Avenida José Barrionuevo Peña hasta el cementerio, tan reiteradamente solicitado por nuestro ayuntamiento y tan igualmente negado por la administración autonómica.
• ¿Es normal, que desde la Junta de Andalucía anuncien que van a agilizar en todo lo posible la resolución del expediente de segregación de Balanegra, contraviniendo lo establecido en la Ley 27/2013, que exige un mínimo de 5.000 habitantes para segregar una parte de un municipio?
• ¿Es normal que ustedes utilicen las instituciones a su antojo, como si fueran su cortijo? Explíquenme, sino, cómo se dedican ustedes a citar a las asociaciones que tienen peticiones que hacer a la Sra. Delegada de la Junta de Andalucía en la sede del Psoe. Confunden muy a menudo la institución pública con el partido y por eso les pasa lo de los Eres, por eso colocan a profesoras de periodistas y prometen demasiados puestos a compañeros de partido.

Pero mientras ustedes están en estas, mirando para otro lado, nosotros estamos mejorado nuestro pueblo, y demostramos que donde gobierna el PP se nota la diferencia, y se nota en cosas como éstas que están pasando en nuestro pueblo:

• Mejora de las instalaciones y de la oferta deportiva del municipio: Ahí están los resultados, sin más comentario.
• Mejora de la calidad y variedad de la oferta cultural y de ocio: Ahí están la escuela de música; la biblioteca; los conciertos; las obras de teatro; la colaboración con asociaciones de baile, música o aventura; el impulso dado al Centro Virgitano de Estudios Históricos; y, desde ya, el Flamante Teatro Auditorio Ciudad de Berja.
• Mejora en las infraestructuras municipales y recuperación de edificios históricos: Los resultados son palpables, ya que hemos pasado de una única sala de cien butacas, a tener espacios municipales tales como el CUM; la sala de Exposiciones de la Plaza de San Pedro; la antigua casa de la Seguridad Social; un salón cultural en cada barrio de Berja; el edificio de La Tomillera… Y continuamos, puesto que ya está en marcha la recuperación del Molino del Perrillo, joya de nuestra arquitectura y de nuestro magnifico casco histórico.

Podría seguir, pero quiero hacer una última reflexión y no por ello menos importante, la Sra. Maldonado tacha de ultra derecha a nuestros votantes, sin darse cuenta que en las últimas elecciones, libres y democráticas, más de 4.000 personas nos dieron su apoyo, y yo estoy seguro de que entre ellas habría simpatizantes del PSOE y de otros partidos, personas que no entienden ni quieren entender de política, que solo prestan su voto en las elecciones municipales a la candidatura que cree que mejor defenderá el intereses de todos, y esas personas no son ni de ultra derecha ni de ultra izquierda, son ciudadanos que merecen el respeto que usted no les ha tenido.

José Carlos Lupión es Portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Berja