Las gestiones del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Berja y, en concreto, del alcalde de Berja, Antonio Torres, han conseguido que Endesa se comprometa y ya trabaje en solucionar los problemas de suministro eléctrico que estaban sufriendo los vecinos del Barrio de Santa Cruz y de la Fuente Toro.

Los vecinos del barrio se han mostrado contentos por la rápida solución del problema que está consistiendo en llevar la línea principal de suministro desde el transformador de la Plaza Federico Moreno hasta el barrio de Santa Cruz. De esta manera, a partir de ahora el transformador del Cerro Matadero deja de abastecer al barrio Santa Cruz, por lo que sería suficiente para que el resto de barriadas que sí siguen conectadas a esta infraestructura no vuelvan a sufrir cortes y baja potencia al haberlo liberado de parte de la carga.

Los vecinos se encuentraban estos días aún reuniendo todas las reclamaciones para tramitar una serie de denuncias a través de la Oficina de Atención al Consumidor y han sido sorprendidos esta mañana al ver los operarios de Endesa trabajar sobre el terreno pero “contentos al ver cómo las firmas y la presión realizada por el alcalde sobre la empresa ha tenido sus efectos” tal y como señala uno de los vecinos afectados quien también quiere “pedir disculpas a todos los vecinos por los cortes que se están ocasionando en la circulación”.

Las obras están manteniendo cortada la calle Faura y parte de la Manuel Salmerón para poder pasar el cableado a través de una zanja y canalizaciones ya existentes. Dichas obras está previsto que duren al menos un día más.

Los vecinos de estos barrios llevaban semanas sufriendo cortes en el suministro a diario, además de la continua bajada de tensión que llegaba hasta las viviendas que hace imposible el correcto funcionamiento de cualquier electrodoméstico.