El Centro de Salud de Berja está viviendo una situación límite en las últimas semanas, según denuncian desde el consistorio virgitano, y ello es debido a que de “las siete plazas de médicos que tiene adjudicadas sólo hay cubiertas tres, por lo que el ambulatorio cuenta ahora mismo con menos de la mitad del personal que debiera”.

Si a esto se añade la gran cantidad de usuarios que estos días están haciendo uso de él debido a la fuerte incidencia de la gripe, el caos está servido. Desde el Ayuntamiento de Berja, la Concejal María Luisa Cruz ha exigido a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía que dé cobertura inmediata a las plazas de médicos que hay vacantes ahora mismo, “resulta tercer mundista pasar estos días por el Centro de Salud y ver las enormes colas que hay para todo.

Los tres médicos que hay no dan abasto, aunque están haciendo un sobre esfuerzo para intentar doblar turnos y poder atender al mayor número de pacientes posible de los que deberían ser atendidos por los médicos que faltan”. A lo largo de los últimos meses se han formulado diversas quejas desde el Ayuntamiento sobre el funcionamiento del Centro de Salud de Berja. De este modo, en fechas recientes se solicitó a la delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Almería que se solventase el problema de las Urgencias en el ambulatorio virgitano y de los equipos de ambulancia, que para poder desarrollar sus funciones, deben recurrir con gran asiduidad a la Policía Local de Berja para el transporte de urgencias.

María Luisa Cruz ha manifestado que “los virgitanos merecen un servicio sanitario digno y parece que las autoridades de la Junta no están por la labor de prestarlo, con el consiguiente perjuicio para los vecinos de Berja y Dalías”.